Concepto

Japón Perú. Perú Japón. Cuando dos culturas milenarias se unen nace una nueva senda. La sabiduría que el tiempo ha acumulado en sus mesas abre un camino de sabores, de contrastes y conexiones, de remembranzas y esperanzas, de tradición y vanguardia. Nace una identidad que es fruto de almas que, sin ser gemelas, dialogan a un mismo nivel. El Japón le dio al Perú el rigor de su cocina, su sencillez, su respeto a lo puro, y su amor en los sentidos a la austera filigrana, pues la mano del hombre que la produce es delicada y serena. Son sabores quietos, esenciales, emblemáticos, antiguos, que atrapan. Más osada en su forma, la cocina del Perú: sus guisos, los ajíes, el cilantro, el chincho y el huacatay, dieron diferente color y alcance a la culinaria del Japón. Más barroco y travieso vino a ser, sin duda, nuestro lado sabrosón y desmedido. Para decirlo sin tapujos. Picante y colorida, la cocina criolla se metió en medio del nikkei y su fogón.